Las piscinas más alucinantes del mundo

 

Una infinity pool es el término que se designa a las piscinas diseñadas o creadas por la naturaleza en la que el agua parece extenderse hasta el horizonte, fundirse con el mar o flotar en el aire. Todo forma un conjunto muy zen.

Por ello queremos mostrar algunas de las piscinas más impresionantes del mundo que logran dejarte sin palabras por su diseño, su fusión con la naturaleza o sencillamente por ser una obra perfecta.

En estos tiempos de piscina… aquí tenemos las más alucinantes:

Piscina del diablo: naturaleza en estado puro

 Cataratas Victoria. Isla Livingstone (Zambia)

Una piscina natural en plenas cataratas de Victoria entre las regiones de Zambia y Zimbabue en el continente africano.

Es como una poza excavada en la roca justo en el mismo borde de las cataratas que lo hace más atractivo aún.

El río Zambeze se precipita con violencia a lo largo de 1,7 kilómetros y desde más de 100 metros de altura pero esta piscina natural es segura y con el tiempo se ha convertido en una gran atracción para el turismo donde las personas pueden disfrutar de la naturaleza en su máximo esplendor.

Nemo 33: la piscina más profunda del mundo

Bruselas (Bélgica)

En esta piscina seguro que no harás pie. Llega a tener unos 33 metros de profundidad en algunos puntos, la piscina más honda del mundo.

Se utiliza para realizar cursos de submarinismo y con fines audiovisuales: rodar anuncios y escenas de películas.

La temperatura se mantiene en 33 grados por los paneles solares integrados además cuevas artificiales para explorar en sus profundidades y tres campanas de buceo para descansar sin subir a la superficie de nuevo.

San Alfonso del Mar: la piscina más grande del mundo

Algarrobo (Chile)

Más de un kilómetro de longitud, tres metros de profundidad, 250 millones de litros de agua salada y una superficie de ocho hectáreas, es decir, unas 6000 piscinas familiares de ocho metros son los requisitos para ser la piscina más grande del mundo.

The Library: chapuzón en aguas rojas

Koh Samui (Tailandia)

Los azulejos rojos de la piscina junto con las sombrillas que hacen juego dan la sensación de nadar en sangre en este lujoso resort de Design Hotel en Tailandia.

Lençois Maranhenses: un lago entre las dunas

Barreirinhas (Brasil)

Con un paisaje alucinante de dunas y pequeños lagos se nos presenta Lençois Maranhenses.

Entre las lomas de la arena encontramos cientos de piscinas naturales de agua dulce que invitan a refrescarse.

Sands Sky Park: piscina en las alturas

Singapur

Una piscina infinita donde el agua parece extenderse hasta el horizonte y flotar en el aire.

Se encuentra en lo alto del Marina Bay de Singapur en la última planta de los 55 pisos que tiene el hotel.

Una terraza abierta con una piscina larguísima (3 veces una piscina olímpica) donde podemos nadar entre rascacielos.

The Joule: lujo en la azotea del hotel

Dallas (USA)

Un rectángulo que vuela más de 8 pies de la fachada de este exclusivo hotel y formado por cristal que hace que los que se den un baño tenga la sensación de salir nadando del edificio.

Hotel Perivolas: fusión con el mar y el infinito

Santorini (Grecia)

Esta piscina se encuentra en un hotel catalogado como uno de los mejores del mundo y más fotografiado.

Una infinity pool que se mezcla a la perfección con las aguas del mar Egeo y el infinito.

Combinación de lujo y tranquilidad donde se puede disfrutar de maravillosas puestas de sol en la piscina.

Hotel Ubud Hanging Gardens: el trópico a tu alcance

 Ubud (Indonesia)

Disfruta de unas oníricas colinas verdes desde la piscina de este exclusivo hotel de estilo balinés.

Una piscina de piedra de color antracita construida en dos niveles e integrada totalmente en el paisaje tropical.

No se admiten más comentarios

  • Publicidad